100 Soldados, 100 Toneladas de Fe

—¿Entonces quién falta?

—¡El Marinero! —respondió el Artillero, que ese día no había visto a su compañero de la guardia naval, aunque casi seguro de que el batallón de cien soldados estaba completo.

En realidad, el que faltaba era el Cocinero, quien no era un soldado propiamente dicho, pero representaba para el Capitán la persona más valiosa del campamento… Sigue leyendo aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .